Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar su experiencia de navegación, así como para fines analíticos.

Si pulsa el botón "Aceptar cookies", se considera que acepta su uso. Para más información sobre cómo configurar las cookies, pulse el botón "Política de cookies".

Aceptar cookies Política de cookies

Imagen subsite INTA
arrow_upward

¿Qué es el Servicio Público Regulado (PRS)?

De entre la variedad de servicios que proporciona el Sistema Galileo, uno de ellos es el Servicio Público Regulado (PRS). La necesidad de un Servicio Público Regulado surge del análisis de las posibles amenazas sobre el sistema Galileo y la identificación de escenarios donde la perturbación de la señal puede resultar en daños a la seguridad nacional o actividades económicas en áreas geográficas significativas.

La finalidad del Servicio Público Regulado consiste en proveer de un servicio garantizado a los usuarios de Galileo que posean un receptor compatible PRS, proporcionando información de posición y tiempo. La aportación de PRS al Servicio Abierto de Galileo es que esta información se proporciona cifrada, con un nivel de protección mayor y con unos requisitos de operatividad en cualquier momento y circunstancia. Además, el acceso al servicio únicamente será posible mediante la autorización previa de la Autoridad Competente PRS española (CPA).

Cómo funciona PRS

Como resultado del diseño, el Servicio Público Regulado hace que sea más difícil y costoso un ataque a la señal Galileo. Concretamente el servicio es más resistente a:

  • Spoofing (suplantación de identidad): La transmisión de señales GNSS falsas que suplanten la identidad de las señales originales puede hacer pensar al receptor que se encuentra en una ubicación diferente de la que realmente se encuentra.
  • Jamming (interferencia): La transmisión de señales de radiofrecuencia puede degradar o bloquear los servicios de navegación GNSS.

El perfil de usuarios del Servicio Público Regulado incluye, entre otros, organismos de seguridad (policía, Guardia Civil, bomberos), emergencias (sanidad, asistencia a desastres), defensa, y usuarios que hayan sido previamente autorizados para poder utilizar el servicio. El Servicio Público Regulado es proporcionado por el sistema Galileo, pero la gestión de diferentes elementos dentro de él es compartida entre la GSA (GNSS Space Agency) y cada Estado miembro.

Para la gestión de la señal PRS, se dispone de una serie de instalaciones en tierra y la constelación de satélites Galileo que transmiten la señal en el espacio a los diferentes receptores. Las instalaciones en tierra que juegan un papel importante son:

  • CPA (Competent PRS Authority): La Autoridad Competente PRS es el organismo responsable de la gestión y supervisión permanente de los usuarios del sistema PRS, además de facilitar las relaciones entre las distintas instituciones encargadas de la seguridad del mismo.
  • GSMC (Galileo Security Monitoring Centre): El Centro de Vigilancia de Seguridad Galileo garantiza que la información sensible relacionada con el uso del Servicio Público Regulado (PRS) se gestiona y protege adecuadamente. Sirve, además, de interfaz con las entidades gubernamentales para las solicitudes de claves criptográficas y con los componentes básicos de Galileo para la gestión de mensajes de señales relacionadas con los satélites.
  • GCC (Galileo Control Centre): Las principales atribuciones del Centro de Control Galileo son la monitorización y control del segmento espacial, del procesado de los datos y de los activos del sistema repartidos a lo largo del mundo. Así mismo, se encarga también de dar soporte a las actividades en tierra previas al lanzamiento de satélites.

La información que llega a los receptores PRS a través de la señal en el espacio contiene dos partes funcionalmente separadas:

  • Información de navegación: La información necesaria que, mediante la aplicación de los algoritmos asociados a Galileo, permite obtener datos de posición, velocidad y tiempo.
  • Información adicional: La información asociada a la gestión de usuarios, claves, órdenes, etc. necesarias para conseguir el acceso al servicio PRS.

Prestaciones

El Servicio Público Regulado (PRS) de Galileo es accesible mediante dos señales, una en la banda de 1575.45 MHz y otra en la banda de 1278.75 MHz, siendo ambas transmitidas de manera continua y a frecuencias diferentes respecto al Servicio Abierto de Galileo.

 

Frecuencias Galileo

Las principales prestaciones del Servicio Público Regulado se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Integridad de señal, con alarma que avise de la degradación en la calidad del posicionamiento mostrado al usuario.
  • Continuidad de señal, asegurando que, una vez obtenido un posicionamiento, éste será válido durante el periodo de tiempo necesario.
  • Protección frente a la suplantación (spoofing).
  • Protección frente a interferencias (jamming).
  • Restricción de uso en áreas geográficas concretas a receptores individuales o grupos de receptores.
  • Limitación de uso temporal de receptores individuales o grupos de receptores.
  • Denegación de uso de servicio a receptores individuales o grupos de receptores.

Aplicaciones

El Servicio Público Regulado (PRS) de Galileo está planteado para ser utilizado por entidades autorizadas por los Estados miembro de la Unión Europea. Las principales características del Servicio Público Regulado son:

  • Proporciona un servicio de información de posicionamiento, velocidad y tiempo cifrado con control de acceso para que sea únicamente accesible a usuarios autorizados.
  • Asegura la continuidad y la autenticación del servicio a sus usuarios cuando el acceso a otros servicios de navegación no está operativo.
  • En caso de ataques a la señal mediante interferencias, aumenta la probabilidad de disponibilidad del servicio de navegación.

Las aplicaciones de PRS están dirigidas a los siguientes potenciales usuarios:

Aplicaciones Galileo: Usuarios potenciales PRS