Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar su experiencia de navegación, así como para fines analíticos.

Si pulsa el botón "Aceptar cookies", se considera que acepta su uso. Para más información sobre cómo configurar las cookies, pulse el botón "Política de cookies".

Aceptar cookies Política de cookies

Imagen subsite INTA
arrow_upward
CPA España

La Autoridad Competente del Servicio Público Regulado, o CPA de sus siglas en inglés, es el organismo encargado en cada Estado miembro de la autorización, supervisión y gestión del uso de la señal del Servicio Público Regulado del Programa Galileo (PRS). El Servicio Público Regulado amplía la funcionalidad dada por el Servicio Abierto, aportando mayor robustez y disponibilidad.

Fotografía de la Península Ibérica tomada desde la Estación Espacial Internacional

En España, mediante un acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros, se ha designado al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) “Esteban Terradas” como CPA española.

El acceso a este servicio está restringido a usuarios previamente autorizados. Bajo la autoridad y competencia de la CPA se establecen las comunicaciones con el resto de la infraestructura de Galileo para la provisión del PRS a comunidades de usuarios nacionales, o de aquellos países con los que España, en el marco de la Acción Común Europea, haya alcanzado acuerdos de uso y acceso.

LA CPA es la interfaz principal entre la comunidad de usuarios y el Servicio Público Regulado que se presta a través del Sistema de Navegación Global por Satélite Galileo, dando soporte a la gestión de usuarios y receptores, y constituyendo el punto de información de las capacidades operativa y funcional del servicio.

La CPA dispone de una infraestructura de gestión que, a través de un canal seguro, podrá interactuar con usuarios, receptores y con el propio sistema Galileo.

Usuarios potenciales PRS

Los usuarios típicos del Servicio Público Regulado son entidades gubernamentales: servicios sanitarios, servicios aduaneros y de fronteras, compañías de transporte, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Las principales aplicaciones a las que está dirigido el Servicio Público Regulado están relacionadas con el transporte e infraestructuras críticas, gestión de emergencias, energía, telecomunicaciones o defensa.