cerrar mensajeInformación importante sobre cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.

Si continúa navegando se considera que acepta su uso.Para más información visite nuestra política de cookies.

arrow_upward
Nuevas funciones: El Arenosillo

En 1966 la NASA requirió del Gobierno de España un emplazamiento para situar un campo de lanzamiento de cohetes meteorológicos con los que estudiar la variación del viento y la temperatura en los primeros 100 Km de altura de la atmósfera. Estos estudios servirían para analizar la dinámica de vientos en el paralelo 38, en el que se ubica la base de Cabo Cañaveral y el actual Kennedy Space Center, lugar de lanzamiento de los cohetes norteamericanos. El gobierno designó a la CONIE —y al INTA— para llevar a cabo esta responsabilidad. El lugar escogido fue el paraje denominado “El Arenosillo”, en la costa de Huelva.

La NASA cedió equipos de radar y meteorológico, así como rampas para cohetes. Una vez más, los técnicos del INTA recibieron un entrenamiento adecuado en instalaciones de la agencia norteamericana. El Arenosillo se convirtió, así, en un campo de lanzamiento de cohetes internacional para estudios muy diversos y en distintas capas de la atmósfera, con la presencia de numerosos organismos de investigación europeos y norteamericanos.

Lanzamiento de un cohete INTA 300 desde El Arenosillo

También se lanzaron diversos prototipos de cohetes desarrollados en el INTA, como el INTA 300, el INTA 250 y el INTA 100. Estas actividades contribuyeron a la formación de numerosos ingenieros que luego han formado parte de importantes proyectos espaciales en empresas asociadas a estas investigaciones en el ámbito nacional e internacional. En la década de los ochenta la tecnología basa en el empleo de satélites fue reduciendo la necesidad del uso de cohetes; en consecuencia, esta actividad fue decayendo. Finalmente, en 1994, El Arenosillo dejó de operar como base de lanzamiento de cohetes de sondeo. La instalación sigue hoy activa y ha cobrado gran importancia en otros programas del INTA y el Ministerio de Defensa, fundamentalmente los estudios atmosféricos y los ensayos de aeronaves no tripuladas (RPA), bajo la denominación de Centro de Ensayos de El Arenosillo (CEDEA), dependiente de la Subdirección de Sistemas Aeronáuticos del Instituto.