cerrar mensajeInformación importante sobre cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.

Si continúa navegando se considera que acepta su uso.Para más información visite nuestra política de cookies.

arrow_upward
Copernicus: de servicios a satélites
  •   Space
Servicios Copernicus y Satélites Sentinel

¡Hola de nuevo! Esperamos que hayáis disfrutado de las vacaciones. Para ir entrando en materia, vamos a empezar con una visión general de lo que ofrece el Programa Copernicus.

Con la idea de tener mediciones continuas en el espacio y en el tiempo de ciertas variables físicas de la Tierra, la Comisión Europea creó el Programa Copernicus y puso en marcha la constelación de satélites propios, los Sentinel.

De la necesidad de monitorizar estas variables de manera operacional, surgen los Servicios Copernicus: servicios fiables, validados, garantizados y robustos, y con datos obtenidos, en la medida de lo posible, de sus satélites propios.

Por supuesto, hay que tener en cuenta que no todo puede medirse con teledetección a muchos kilómetros de distancia, aunque en muchos centros de I+D (incluido el INTA) trabajemos por ampliar el alcance de esta tecnología. Por eso, es necesario complementar las imágenes de satélite con datos insitu, que son una parte importante de Copernicus.

Los Servicios que componen Copernicus son:

  • Servicio de Monitorización Atmosférica (CAMS): que facilita constantemente datos sobre la composición atmosférica.
  • Servicio de Monitorización de Ecosistemas Marinos (CMEMS): que facilita datos sobre el estado físico, la variabilidad y dinámica de los océanos y de los ecosistemas marinos.
  • Servicio de Monitorización de la Tierra (CLMS): ofrece información geográfica sobre usos de suelo, estados de la vegetación o ciclos del agua, entre otros.
  • Servicio de Cambio Climático (C3S): que responde a los cambios medioambientales y sociales asociados a cambios climáticos producidos por los seres humanos.
  • Servicio de Gestión de Emergencias (EMS): provee de datos precisos de información geo-espacial a los agentes a cargo de la gestión de desastres naturales, situaciones de emergencia o crisis humanitarias.
  • Servicio para Aplicaciones de Seguridad: ayuda a las políticas de la Unión Europea, facilitando información en respuesta a los retos para la seguridad de Europa: Vigilancia de Fronteras, Vigilancia Marítima y Ayuda a las Acciones Externas a la EU.

Por otro lado, la flota de satélites europeos, construidos por la Agencia Espacial Europea (ESA), se compone de los siguientes:

  • Sentinel-1: misión de imágenes radar para la monitorización del suelo y del océano. Sigue una órbita polar y funciona tanto de día como de noche e independientemente de las condiciones atmosféricas. Lanzamiento del Sentinel-1A el 3 de abril de 2014 y el Sentinel-1B el 25 de abril de 2016.
  • Sentinel-2: misión de imágenes multiespectrales de alta resolución para la monitorización del suelo. También sigue una órbita polar, pero sus resultados, al medir en el visible y NIR, dependen de las condiciones atmosféricas. Lanzamiento del Sentinel-2A el 23 de junio de 2015 y del Sentinel-2B el 7 de marzo de 2017.
  • Sentinel-3: misión multi-instrumental para medir la topografía de la superficie del mar y la temperatura de las superficies del suelo y del mar. Lanzamiento del Sentinel-3A el 16 de febrero de 2016 y previsión de lanzamiento del Sentinel-3B para 2018.
  • Sentinel-4: consistirá en una carga útil de monitorización atmosférica a bordo del Meteosat de 3ª generación (MTG-S). Lanzamiento previsto para 2019.
  • Sentinel-5p: satélite precursor del Sentinel-5, que busca minimizar el intervalo sin datos entre Envisat y el lanzamiento de Sentinel-5. Lanzamiento planificado para el 13 de octubre de 2017.
  • Sentinel-5: otra carga útil de monitorización atmosférica a bordo del satélite de órbita polar MetOp de 2ª generación. Lanzamiento previsto para 2020.
  • Sentinel-6: misión que consistirá en un altímetro radar para medir la altura de la superficie del mar para estudios de oceanografía y clima. Lanzamiento previsto para 2020.